Publica ponencias científicas, artículos, valoraciones, reseñas de tesis, disertaciones, comentarios de artículos, libros e investigaciones de reciente publicación, entre otros temas avanzados de las ciencias políticas en idioma español, inglés, francés y portugués.

La Revista tiene el objetivo de contribuir al desarrollo de las ciencias políticas, así como difundir los logros en política internacional. Se dirige a los profesionales de las relaciones internacionales en Cuba y del resto del mundo.

Estado actual y perspectivas de las relaciones bilaterales entre Cuba y Rusia

Autores
Lic. Víctor Manuel Rodríguez Etcheverry
Licenciado en Relaciones Internacionales. Instituto Superior de Relaciones Internacionales Raúl Roa García. Cursa la Maestría en Relaciones Internacionales. Funcionario del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba de Cuba, e-mail: vicmanroet@gmail.com. ORCID iD: 0000-0002-2191-4616

Recibido: 14 de agosto de 2020
Aprobado: 1 de septiembre de 2020

 

Estado actual y perspectivas de las relaciones bilaterales entre Cuba y Rusia.

Current status and prospects of bilateral relations between Cuba and Rusia.

 

RESUMEN

Las relaciones bilaterales entre Cuba y Rusia tienen un carácter de asociación estratégica. Los contactos políticos están al más alto nivel y existe una amplia coincidencia de enfoques sobre las principales temáticas de la política internacional. Además, Rusia participa activamente en el Plan de Desarrollo Económico y Social de Cuba hasta el 2030.

El siguiente artículo pretende valorar el estado actual de las relaciones bilaterales entre ambos países y sus perspectivas de desarrollo en el futuro inmediato.

Palabras claves: relaciones bilaterales, Cuba, Rusia, perspectivas, economía, desarrollo, solidaridad, congelamiento, relanzamiento, URSS, ideología, política exterior.

ABSTRACT

Bilateral relations today between Cuba and Russia are strategic. Political contacts are at the highest level and there is a wide coincidence of approaches on the main themes of international politics. Furthermore, Russia actively participates in Cuba’s Economic and Social Development Plan until 2030.

The following article aims to evaluate the current state of bilateral relations between the two countries and their prospects for development in the immediate future.

Key words : Bilateral relations, Cuba, Russia, perspectives, economy, development, solidarity, freezing, re-launching, USSR, ideology, foreign policy.

INTRODUCCIÓN

Las relaciones bilaterales entre la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS), antecesor legal de la Federación de Rusia y la República de Cuba fueron establecidas formalmente en 1902, aunque en 1952 fueron interrumpidas por el golpista y dictador Fulgencio Batista. Un año después del triunfo de la Revolución Cubana, exactamente el 8 de mayo de 1960, el Gobierno Revolucionario decidió reestablecer las relaciones diplomáticas con Moscú (Robaina, 2016), las que cumplen su sexta década con momentos de altas y bajas.

De forma general, y solo desde el punto de vista metodológico, pudiéramos dividir el estudio de las relaciones bilaterales en distintas etapas.

Una primera etapa de 1960 a 1990, caracterizada por similitudes ideológicas, contactos permanentes al más alto nivel, intercambio comercial justo, relaciones económicas en todos los ámbitos y cooperación multisectorial. Las relaciones entre la Unión Soviética y Cuba, más que estratégicas fueron vitales, para la supervivencia de la incipiente Revolución, que se garantizó en gran medida gracias al apoyo y asesoramiento soviético.

La segunda etapa fue de vínculos congelados entre 1990 y 1994, caracterizada por el deterioro paulatino de los lazos históricos producto del ascenso de un gobierno ruso oligárquico, entreguista y pronorteamericano, el de Boris Yeltsin. El Gobierno de Yeltsin estuvo marcado en política exterior por la doctrina Kozyrev.1 Esta concepción, básicamente, indicaba todo tipo de concesiones geopolíticas, con un enfoque desideologizado y donde las relaciones con Cuba quedaron marginadas y paralizadas.

La tercera etapa, que identificamos se encuentra comprendida entre los años 1995 al 2000, se caracterizó por la reactivación paulatina de los contactos diplomáticos, por un cambio de concepción y de visión en materia de política exterior2 en Rusia y por la búsqueda de nuevos resortes para basar el capítulo que se abría en los vínculos entre ambos países. Esta relación pasó de ser una alianza incondicional y estratégica en el orden geopolítico, a ser una relación entre un país capitalista y Cuba, que se mantuvo socialista.

La cuarta etapa, de 2000 a 2004, estuvo caracterizada por un nuevo congelamiento de las relaciones bilaterales. En este período el Gobierno de Rusia cierra el Centro de Radares y Escucha Radioelectrónica del Suroeste de La Habana conocido como “Lourdes”, lo que impactó directamente en el estado de las relaciones bilaterales, reduciéndose las visitas mutuas, interrumpiéndose el funcionamiento de la Comisión Intergubernamental por cuatro años consecutivos y, por consiguiente, debilitándose el intercambio comercial a partir del 2001 (Tabla 1).

La siguiente etapa, la quinta, de 2004 al 2014, se produjo un auge de los vínculos bilaterales y un aumento de los contactos a todos los niveles. La intención de Rusia de perseguir sus intereses nacionales, forjar alianzas estratégicas que le permitieran consolidarse como un actor protagónico del sistema internacional y pujar en la formación de un mundo multipolar hizo que Moscú girara la vista hacia sus tradicionales socios en búsqueda de apoyo. En este momento, las posiciones rusas en la arena internacional comienzan nuevamente a coincidir con las cubanas en muchos aspectos.

Tabla 1. Intercambio comercial entre Cuba y Rusia 2000-2004, en millones de dólares estadounidenses

Categoría

2000

2001

2002

2003

2004

Exportaciones a Cuba

304

435

288

181

181

Exportaciones a Rusia

80,7

67,2

34,5

38,3

53

Intercambio comercial

384,7

502,2

322,5

219,3

234

Fuente: Comité Estatal de Estadísticas de Rusia-ROSSTAT

La última etapa es la actual, comprendida desde el 2014 hasta nuestros días. Rusia y Cuba experimentan el mejor momento de su historia en los vínculos bilaterales, desde la desintegración de la Unión Soviética. Ambos Estados tienen la voluntad política de cooperar en pos del desarrollo de estos lazos.

Los vínculos con Rusia están presentes en casi todas las esferas del desarrollo de la nación cubana. Rusia es un actor esencial en el Plan de Desarrollo Económico y Social de Cuba hasta el 2030 y los intercambios políticos, diplomáticos, económicos, sociales, académicos y humanitarios forman parte de la dinámica habitual de su desarrollo. Este ar-
tículo valora el estado actual de las relaciones bilaterales de Cuba con Rusia, así como las perspectivas de las relaciones en el futuro inmediato, principalmente en el período comprendido entre 2014 y 2019.

DESARROLLO

Las relaciones bilaterales entre Cuba y Rusia gozan de excelente salud y son reconocidas por el gigante euroasiático como estratégicas. En la presentación de Cartas Credenciales del Jefe de Misión de Cuba en Rusia, Gerardo Peñalver Portal, se pudo constatar esta afirmación, cuando el presidente de la Federación de Rusia, Vladímir Putin, expresó:

“La República de Cuba es un antiguo y sólido aliado de Rusia. A nuestros pueblos los unen fuertes lazos de amistad y solidaridad. La cooperación bilateral tiene un carácter estratégico. Tienen lugar proyectos conjuntos a gran escala en las esferas de la energía, la metalúrgica, la infraestructura del transporte y la medicina. Se amplía el intercambio cultural y humanitario […]. Estamos satisfechos con la calidad del diálogo ruso-cubano sobre problemáticas de política exterior” (Putin, 2018).

Desde el punto de vista político ambos países coinciden en los principales temas de la agenda internacional. Desde la necesidad de construir un orden mundial justo y estable, basado en la multipolaridad y el respeto a las normas y principios del Derecho Internacional, con la Organización de Naciones Unidas asumiendo el rol clave para garantizar la paz y seguridad internacionales, hasta la lucha contra los flagelos que enfrenta la humanidad como el terrorismo, el narcotráfico, el crimen organizado, las pandemias sanitarias, la corrupción, piratería y el ciberterrorismo, entre otros.

Como antecedente directo al período de este artículo y como punto de inflexión en las relaciones bilaterales, tenemos las visitas a Moscú del General de Ejército Raúl Castro Ruz en 2012 y 2015 y la visita a Cuba del mandatario ruso Vladímir Putin en 2014. Ambas visitas enfocadas en cerrar un capítulo de enfriamiento de las relaciones y relanzarlas nuevamente al máximo nivel.

El despegue en la dinámica de las relaciones comienza, precisamente, con la visita del presidente Vladímir Putin en 2014, durante la cual anunció la condonación del 90 % de la deuda contraída por Cuba con su país, que incluía los compromisos con la antigua Unión Soviética. El monto de la deuda era de 35 200 millones de dólares, la mitad de los cuales representaba los intereses sobre la deuda principal por concepto de créditos entre los años 1970 y 1980 del siglo xx (Faliajov, 2014). El 10 % restante, ascendente a 3 500 millones de dólares, sería invertido en Cuba en proyectos de interés mutuo para el desarrollo social y económico de la Isla.

Este momento significó un impulso en las relaciones bilaterales nuevamente. Como consecuencia, reanudó sus sesiones de trabajo la Comisión Intergubernamental para la Cooperación Económico-Comercial y Científico-Técnica entre Cuba y Rusia.

Relaciones económico-comerciales y científico-técnicas entre Cuba y Rusia

El principal tema pendiente en las relaciones bilaterales Cuba-Rusia siempre ha sido el hecho de tratar de llevar las relaciones económico-comerciales al nivel de las relaciones políticas, que todavía no se igualan.

En este ámbito existen instrumentos y mecanismos que contribuyen al desarrollo de la colaboración entre la República de Cuba y la Federación de Rusia, evidenciando la voluntad mutua de reforzar el marco legal que ampara los vínculos bilaterales. Entre ellos destacan la Comisión Intergubernamental para la Colaboración Económico-Comercial y Científico-Técnica, la Agenda Económica Bilateral para el período 2012-2020, el Comité Empresarial Cubano-Ruso, así como los instrumentos jurídicos suscritos a nivel gubernamental e institucional.

Dentro de la amplia gama de relaciones económico-comerciales entre ambos países, destaca la esfera energética. Rusia accedió a suministrar determinados volúmenes de petróleo y sus derivados hacia Cuba, que comprendió el período 2017-2019, amparados en créditos gubernamentales. Este elemento ubica a Rusia como uno de los principales suministradores de hidrocarburos a la Isla, contribuyendo así a los planes de desarrollo económico y social del país.

En el área de extracción de petróleo sobresale el trabajo realizado junto a la compañía rusa Zarubezhneft en el yacimiento “Boca de Jaruco”, con la utilización de los recursos de la Cuenta Especial amparada en el convenio entre ambos gobiernos para la regularización de la deuda de Cuba con Rusia, heredados de sus compromisos con la extinta Unión Soviética. Asimismo se valora positivamente el trabajo entre las empresas Unión Cubapetróleo (CUPET) y Rosneft Oil Company para el incremento de la producción de petróleo en el campo Varadero Centro-Este, así como la evaluación para la posible vinculación de Rosneft Oil Company al proyecto de modernización de la refinería de Cienfuegos.

La compañía rusa PJSC Gazprom manifestó su interés por cooperar con compañías cubanas en el sector del petróleo y el gas, incluyendo el suministro de gas natural licuado a Cuba.

En el marco de la XVII Comisión Intergubernamental para la Cooperación Económico-Comercial y Científico-Técnica, que tuvo lugar en Moscú en septiembre de 2019, se firmó una hoja de ruta entre los Ministerios de Energía y Minas de la República de Cuba y el Ministerio de Energía de la Federación de Rusia. Esta hoja de ruta pretende vincular eficazmente a las empresas energéticas rusas en el programa denominado “Desarrollo del sector de combustible y energía y fortalecimiento de la seguridad energética de la República de Cuba”. En este programa se incluye el incremento de la producción de petróleo y gas de la Isla, recuperación de la infraestructura petrolera y proyectos de energías renovables, entre otros temas.

Rusia participa en la instalación de cuatro bloques de 200 MW cada uno en la Isla, así como la rehabilitación de 10 bloques de 100 MW para garantizar la seguridad energética de Cuba. El megaproyecto estratégico de los cuatro bloques se lleva a cabo con un crédito gubernamental de 1 200 millones de euros, firmado entre la empresa rusa Inter Rao- Export LLC y la cubana Energoimport, para la construcción de un bloque energético en la central térmica Máximo Gómez y tres bloques energéticos de la central térmica Este Habana (RIA Novosti, 2015). El acuerdo para el mantenimiento de los 10 bloques de 100 MW de las tres centrales3 eléctricas cubanas fue firmado en la XVII Reunión de la Comisión Intergubernamental Ruso-Cubana de Cooperación Económica, Comercial y Científico-Técnica (INTER RAO-EXPORT, 2019).

El segundo gran ámbito de colaboración en materia económico-comercial es la referida al transporte. Los cuatro sectores principales están cubiertos en la cooperación con Rusia: aéreo, marítimo, ferroviario y automotriz.

El gigante euroasiático participa en el proyecto de gran envergadura para la rehabilitación y modernización de la infraestructura ferroviaria de la Isla alcanzando los 2 000 millones de euros. Esto permitirá incrementar en dos veces la capacidad de carga, en tres veces la de transportación de pasajeros y disminuirá el tiempo de desplazamiento. Aumentarán la comodidad, seguridad y disminuirán los precios (Ria Novosti, 2019).

La cooperación en el sector metalúrgico abarca la modernización y expansión de la capacidad de producción de las plantas ACINOX Las Tunas4 y Antillana de Acero con créditos gubernamentales y comerciales. Ambos proyectos una vez ejecutados posibilitarán incrementar la sustitución de importaciones y potenciar las exportaciones (Arrate, 2020).

También en la esfera de la aeronáutica se desarrolla un trabajo conjunto en proyectos para el mantenimiento de la aeronavegabilidad de los aviones rusos que forman parte de la flota de Cubana de Aviación.

En el ámbito marítimo se desarrollan acciones para la formación de especialistas y la modernización de la infraestructura portuaria. Un importante instrumento que permite el seguimiento y dinamiza las relaciones en esta esfera, lo constituye la Comisión Mixta sobre Transporte Marítimo cuya tercera sesión fue celebrada a inicios de 2020.

También debe mencionarse el Convenio de Navegación Comercial entre ambos gobiernos, firmado el 3 de noviembre de 1992 y actualizado en enero de 2019, que representa una importante herramienta jurídica que forma parte del marco legal para la cooperación en esta esfera (Seijo, 2020).

De igual manera, en cuanto al transporte terrestre, existe una amplia colaboración no solo en el suministro, sino también en el ensamblaje en Cuba, de técnica automotriz con impacto en el transporte de pasajeros y carga, para la industria, agricultura, turismo, entre otros sectores de la economía. Destaca la venta de autos Lada para el turismo de la capital cubana, carros GAZ, URAL y camiones KAMAZ (MID, 2019).

Un sector con una rápida dinámica de crecimiento es el del turismo. Al cierre de 2019, Rusia se convirtió en el tercer emisor global de turistas a Cuba con un aumento del 30 %, solo superado por Canadá y Estados Unidos y alcanzando la cifra de 178 000 visitantes en el mencionado período (Barbosa, 2019). La inclinación de los rusos hacia el mercado cubano está dada, principalmente, por las bellezas naturales de Cuba, su patrimonio, la seguridad ciudadana, la hospitalidad de su gente.

Un elemento que subyace en la conciencia de los rusos es el hecho de conocer la existencia de vínculos históricos entre ambos pueblos, lo que contribuye a la decisión de visitar Cuba por tratarse de un espacio conocido y amigable con los visitantes de esta nación. Estos tres últimos elementos son los que hacen la diferencia principal con el resto de los destinos del Caribe.

El producto sol y playa continúa siendo el principal consumido. Este se desarrolla sobre la base de grandes operaciones chárter que llevan a los turistas rusos a casi todos los polos turísticos de Cuba. Esta es una de las características principales de esta nueva dinámica, ya que permite al turista ruso viajar más de una vez a Cuba en busca de experiencias diferentes (Escalona, 2020).

Hasta hace unos años los rusos solo conocían Varadero y La Habana. El turismo MICE (Meetings Incentives Congress and Events5) también ha encontrado su espacio en Rusia y un ejemplo de esto son los incentivos de Rosneft, que cada año traen a Cuba más de 2 000 trabajadores en un programa de descanso y asistencia médica (RBK, 2014). Más de 10 000 empleados de Rosneft han visitado Varadero. En el área de inversiones se trabaja en la materialización de contratos de administración de hoteles y escuelas de buceos, lo cual es un turismo económicamente favorable y donde Cuba ofrece singulares locaciones (Fig. 1).

Fig. 1

Fig. 1. Turistas rusos recorren La Habana Vieja.

En la cooperación agrícola destaca el Proyecto Integral de Desarrollo Citrícola en Cuba, que prevé recuperar las capacidades de producción del país, buscando exportar y satisfacer nichos dentro del mercado ruso.

Un significativo avance se ha logrado también en la colaboración mutua en la esfera de la ciencia, tecnología y medio ambiente, destacándose el gran interés de los científicos rusos y cubanos en la actividad de investigación conjunta en diversas esferas como la geofísica y astronomía, paleontológica, las nanociencias y nanotecnologías, física nuclear, la biotecnología y el estudio del clima. También se mantiene estrecha cooperación en materia de ciberseguridad y telecomunicaciones (Seijo, 2020).

Un aparte merece la cooperación educativa, con el acuerdo interministerial entre el Ministerio de Educación Superior de la República de Cuba y el Ministerio de Educación y Ciencias de la Federación de Rusia en el 2010, que funciona como el acuerdo marco para el desarrollo de la cooperación en este apartado entre ambos países.6

Cuba participa en el Programa de la Agencia Estatal Rossatrudnichestvo,7 iniciado en 2014, para formación de profesionales, recibiendo anualmente hasta 100 becas de estudio en el territorio de la Federación de Rusia.8 Los estudiantes cubanos de diversos sectores del país se preparan en varias especialidades que tributarán, una vez que regresen, al desarrollo económico y social de Cuba.

En el 2017 se abrió una cátedra de idioma ruso del Instituto Alexander Pushkin en la Universidad de La Habana para el perfeccionamiento del idioma. En febrero de 2020 se logró la apertura de la Facultad Preparatoria de Idioma Ruso para futuros becarios cubanos de pregrado, maestrías y doctorados, que permitirá realizar la preparatoria en idioma en territorio cubano, aprovechando mejor la estancia de estudios en Rusia (Sputnik, 2020).

Para pasar revista a la marcha de la cooperación académica e implementar nuevas acciones en este sentido, tiene lugar cada año un Encuentro de Rectores Rusia-Cuba, organizado por la Unión de Rectores de Rusia y el Ministerio de Educación Superior de Cuba (Cobreiro, 2020).

Además, en la Comisión Intergubernamental de Cooperación Económico-Comercial y Científico-Técnica entre Cuba y Rusia sesiona un grupo de trabajo de Educación Superior y un grupo de trabajo dedicado a la Ciencia como mecanismo para optimizar la cooperación en estas esferas.

Otro tema importante es la dinámica comercial entre ambos países. El intercambio comercial marcha bien y muestra una tendencia creciente. La Federación de Rusia desde el 2016 se ha mantenido entre los 10 primeros socios comerciales de Cuba, sin embargo, la balanza comercial se mantiene desfavorable para Cuba, con un muy bajo nivel de las exportaciones cubanas (Tabla 2).

En el 2019 Rusia constituyó el segundo mayor socio comercial de Cuba en Europa por el volumen del intercambio de mercancías y el quinto en el intercambio global.

Tabla 2. Intercambio comercial entre Cuba y Rusia 2014-2019, en millones de dólares estadounidenses

Años

2014

2015

2016

2017

2018

2019

Exportaciones a Rusia

61,4

48,4

34,5

13,6

15,2

15,3

Exportaciones a Cuba

101

87

214

277

372,7

186,7

Intercambio comercial

162,4

135,4

248,5

290,6

387,9

202

Fuente: Comité Estatal de Estadísticas de Rusia-ROSSTAT.

Lo anterior evidencia la necesidad de realizar un trabajo conjunto para incrementar el comercio en ambos sentidos. Para lograr este propósito se requiere de inversión de capital ruso en Cuba, de incremento de la exportación de bienes y servicios cubanos a Rusia, haciendo énfasis en los productos de la industria biofarmacéutica y los servicios de salud, articulando este trabajo también con las regiones del gigante euroasiático.

En el 2019 se logró efectuar la Primera Feria Expositiva de Productos Cubanos en Rusia, en el Centro de Exposiciones de Moscú, que generó un gran interés por el empresariado y el público ruso en general. La Feria fue considerada como un primer paso para dinamizar las exportaciones cubanas a Rusia.

La participación de Rusia en proyectos de inversión extranjera en Cuba hoy es insuficiente. Existe un potencial en la industria rusa, que permitiría su participación más efectiva. Además, las capacidades instaladas de la Isla en su mayoría son de origen soviético, por lo que es terreno fértil para la modernización de la infraestructura. El incremento de este renglón permitiría recuperar el capital invertido rápidamente, pues el objetivo no solo sería el mercado cubano, sino también su proyección hacia terceros mercados.

En la dinámica de las relaciones económico-comerciales hay que destacar la participación de la Agencia Rusa para el Crédito a la Exportación y el Seguro de Inversión (EXIAR).

Esta entidad integrada al Centro de Exportación de Rusia, como importante instrumento de promoción y apoyo a las relaciones económico-comerciales bilaterales. En el transcurso de los últimos años, varios proyectos importantes han contado, en su financiamiento, con seguro de la Agencia Rusa para el Crédito a la Exportación y el Seguro de Inversión.

Uno de los sectores con amplias posibilidades para desarrollar la cooperación es el de la salud.

El Presidente Vladimir Putin en sus intervenciones ha enfatizado en la importancia de garantizar la calidad de la salud del pueblo ruso. Esto puede ser un espacio importante para potenciar las relaciones en ambos sentidos, a partir no solo de la exportación de medicamentos y productos de la industria biofarmacéutica y biotecnológica, sino de la utilización de capacidades ociosas existentes en Rusia, que le permitan a Cuba producir medicamentos para el gigante euroasiático y para la subregión, garantizando la transferencia de tecnología, así como la colaboración en la implementación de un modelo de atención primaria de salud a partir de la experiencia cubana.

A pesar de la difícil situación económica existente en Cuba, provocada por el casi sexagenario y masivamente rechazado bloqueo estadounidense, recrudecido por la Administración Trump, a lo que además se suma el impacto económico de la pandemia de la COVID-19,9 realiza ingentes esfuerzos por mantener la disciplina financiera y cumplir con las obligaciones contraídas con Rusia. En ocasiones se ha incurrido en atrasos coyunturales, lo que ha provocado la paralización de proyectos en ejecución, traduciéndose en una ralentización de los mismos.

Las relaciones políticas entre Cuba y Rusia: fortaleza de un vínculo histórico

Las relaciones políticas entre Cuba y Rusia se basan en el respeto, la confianza, los lazos de amistad, el alineamiento en distintos temas multilaterales y el apoyo mutuo en este apartado. Asimismo, son relaciones entre países que respetan el Derecho Internacional y la autodeterminación de los pueblos, donde no existe injerencia en los asuntos internos, aunque se discrepe en determinados temas.

Desde el punto de vista jurídico, la base para el desarrollo de las relaciones bilaterales es la Declaración sobre los Principios de las Relaciones entre la Federación de Rusia y la República de Cuba de 1996, el Memorándum sobre los Principios de Cooperación Estratégica firmado en 2009 y la Declaración Conjunta del Presidente de la Federación de Rusia, Vladímir Putin y el Presidente de la República de Cuba, Miguel Díaz-Canel Bermúdez sobre Enfoques Comunes en asuntos internacionales firmada en 2018 (MID, 2019) (Fig. 2).

Fig. 2

Fig. 2. Firma de la Declaración Conjunta del Presidente de la Federación de Rusia Vladímir Putin y el Presidente de la República de Cuba Miguel Díaz-Canel Bermúdez.

Las relaciones entre ambos países son asimétricas, pero no por ello dejan de estar basadas en el respeto, el diálogo y la negociación buscando el entendimiento:

“Las relaciones de Cuba y Rusia son referenciales y un ejemplo para el mundo entero de los nexos entre una gran potencia y una pequeña isla, donde priman nexos de pueblos y de amistad, con lazos imposibles de destruir” (ACN, 2019).

Del 2014 al 2019 es difícil hacer una cronología de todos los intercambios de delegaciones entre ambos países. Sin embargo, las de primer nivel fueron:

• La visita del Presidente de la Federación de Rusia, Vladímir Putin a Cuba en 2014.

• La visita del General de Ejército y entonces Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Raúl Castro Ruz en 2015.

• La visita del entonces Primer Vicepresidente Miguel Díaz-Canel Bermúdez a Moscú en 2016.

• Las posteriores visitas de Miguel Díaz-Canel Bermúdez en 2018 y 2019 como Presidente.

• La visita del entonces Primer Ministro ruso Dimitri Medvedev a Cuba en 2019.

• La visita del Canciller cubano Bruno Rodríguez Parrilla a Moscú en 2019.

• Las visitas del Canciller ruso Serguéi Lavrov a Cuba en julio de 2019 y febrero de 2020.

El 2014 significó un giro en la política exterior del Kremlin hacia América Latina, caracterizada por un activismo mayor que en períodos anteriores (Peñalver, 2020). A nuestro juicio, las principales causas de este viraje fueron:

• En primer lugar, la política de cambio de régimen en Ucrania mediante golpe de Estado al legítimo presidente Víktor Yanukóvich, con lo cual Occidente lograba su anhelo de colocar a un gobierno proccidental en Kiev y, la OTAN podría extender sus tentáculos hacia las fronteras con Rusia.

• La adhesión de Crimea a Rusia mediante referéndum popular, hecho que provocó múltiples sanciones de Occidente contra Moscú, causando pérdidas millonarias a la economía y un relativo aislamiento diplomático en la arena internacional para el gigante euroasiático

• La crisis del petróleo desatada en el mes de junio por el aumento excesivo de la producción petrolera de Arabia Saudita para contrarrestar la explotación de petróleo por fracking en Norteamérica, la cual impactó negativamente en la economía y las finanzas de Moscú y paralizó muchos proyectos en desarrollo. A partir de este momento Rusia pasa a un activismo sin precedentes en materia de política exterior, donde América Latina no sería una excepción como región y donde Cuba ocuparía un lugar prioritario.

Las consultas políticas intercancillerías entre Cuba y Rusia son el mecanismo fundamental en el cual se desarrolla el diálogo político y la cooperación en los asuntos actuales de la agenda internacional, regional y bilateral. La amplitud de temas que se tratan, en los diferentes encuentros dentro del marco de las consultas políticas intercancillerías, son una firme expresión del excelente estado de las relaciones bilaterales entre ambos países. Los planes de consultas políticas se actualizan cada dos años. El vigente, firmado por ambos cancilleres durante la última visita oficial del ministro cubano a Moscú en mayo de 2019, estará operativo hasta el año 2022 (Cubaminrex, 2019). De forma complementaria se debe señalar el apoyo mutuo a candidaturas y a las resoluciones o proyectos de resolución en el marco de los organismos internacionales, donde Rusia y Cuba respaldan en su mayoría año tras año las propuestas del otro.

Rusia vota a favor del proyecto de resolución contra el bloqueo presentado por Cuba cada año en la Asamblea General y sistemáticamente, en la intervención de su representante en el Debate General del Segmento de Alto Nivel,10 condena esta política estadounidense contra la Isla. Para ser más precisos Rusia vota a favor del Proyecto de Resolución de Condena al Bloqueo Estadounidense contra Cuba desde 1994 y desde 1995 responde a la Nota del Secretario General sobre Bloqueo.

Cuba igualmente ha apoyado las posiciones de Moscú en la arena internacional. En el 2008, cuando se produjo la Segunda Guerra de Osetia del Sur, el gobierno cubano fue uno de los primeros en emitir una Declaración Oficial en la que apoyaba la postura de Moscú en el conflicto, acusando a Georgia de actuar en complicidad con Washington. El propio Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, en una reflexión titulada “Carne de cañón para el mercado” expone que la aventura bélica del entonces gobernante georgiano Mijaíl Saakashvili se llevó a cabo solo después del visto bueno estadounidense
(Castro, 2008).

Otro tema fundamental para Rusia donde Cuba mostró su apoyo fue en el referéndum de Crimea, siendo de los 11 países que votaron en contra de la Resolución 68/262 de la Asamblea General de Naciones Unidas para reconocer a Crimea como parte de Ucrania, luego del referéndum popular en la península y la ciudad de Sebastopol. En este apartado, la posición rusa fue apoyada por Cuba también.

La Habana rechaza y condena las sanciones unilaterales de Occidente hacia Moscú, los intentos de Estados Unidos de interferir en los asuntos internos de Rusia y el acercamiento de la OTAN a las fronteras del país euroasiático (Pérez, 2019).

Rusia es un centro de poder en la región euroasiática, una potencia militar global, miembro permanente del Consejo de Seguridad de la Organización de Naciones Unidas y con derecho al veto, lo que la convierte en un actor protagónico del Sistema Internacional. Cuba, por su parte, representa una voz sólida y prestigiosa en el escenario multilateral y las posiciones de La Habana son minuciosamente observadas tanto por los países del Tercer Mundo como por los poderosos, sin contar que Cuba siempre ha sido la puerta de entrada de Rusia en América Latina. De ahí que ambos tengan un marcado interés en fortalecer su diálogo político e intercambiar opiniones y enfoques sobre las distintas problemáticas de la política internacional.

La solidaridad rusa siempre ha estado presente en las principales batallas que ha librado Cuba en los últimos años. Por solo mencionar algunas, la batalla por el regreso de los Cinco Héroes Prisioneros en el Imperio, donde el Comité creado para su liberación desarrolló acciones en Moscú y otras regiones del país por lograr este anhelado propósito del pueblo cubano. La lucha perenne contra el bloqueo estadounidense contra Cuba, donde ha estado el Comité Ruso de Lucha contra el Bloqueo, al igual que la organización “Venceremos” exigiendo, frente a la Embajada de Estados Unidos en Moscú, que su gobierno termine con esta fracasada e injusta política contra Cuba. Igualmente, la Sociedad de Amistad Rusia-Cuba creada por el Comandante Ernesto Che Guevara y por el primer cosmonauta de la historia, Yury Gagarin, ha tenido un papel protagónico en todas estas luchas y fortalece su trabajo de conjunto con el Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP). Estos grupos de amigos han enviado cartas a diversas administraciones estadounidenses condenando el bloqueo y pidiendo su inmediato levantamiento, así como el cese de la ocupación ilegal del territorio donde está emplazada la base naval de Estados Unidos en Guantánamo.

Las relaciones interparlamentarias también contribuyen al fortalecimiento de los vínculos políticos entre ambos países. Existe un amplio intercambio de visitas, un diálogo político franco y transparente, así como la mutua participación en eventos sobre el parlamentarismo, desarrollados en ambos países. En 2019 visitó Rusia, Ana María Mari Machado, vicepresidenta del Consejo de Estado de la República de Cuba y vicepresidenta de la Asamblea Nacional del Poder Popular.

Mari Machado participó en el II Foro Internacional sobre Parlamentarismo, desarrollado en Moscú y donde los presentes condenaron el bloqueo estadounidense contra la Isla. Por su parte y también en 2019, visitó Cuba la presidenta de la Cámara Alta del Parlamento ruso, Valentina Matvienko, durante las celebraciones por el 500 Aniversario de La Habana.

Existen y tienen un activo trabajo los grupos de amistad creados en ambos parlamentos. En el caso del cubano, el Grupo de Amistad con Rusia lo encabeza el General de Brigada y primer cosmonauta latinoamericano, Héroe de la República de Cuba, Arnaldo Tamayo Méndez. Por la parte rusa, el presidente del Grupo de Amistad con Cuba en la Duma Estatal (Cámara Baja del Parlamento ruso) es Dimitri Novikov, amigo de larga data que se desempeña además como Primer Vicepresidente de la Comisión de Relaciones Internacionales de la Duma y Vicepresidente del Partido Comunista de la Federación de Rusia.

Sin embargo, más allá de organizaciones políticas, sociales, gubernamentales o estrategias que responden a intereses estatales, los verdaderos sentimientos del pueblo ruso hacia Cuba y del pueblo cubano hacia Rusia se ponen de manifiesto en su gente común. Es ahí donde radica la solidez de nuestros vínculos. A pesar de haber transitado por etapas difíciles, las relaciones se han logrado reconstruir bajo nuevas condiciones y llegar a los 60 años de vida en su mejor momento.

CONCLUSIONES

El 8 de mayo de 2020 se cumplieron 60 años del restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Cuba y Rusia. Se ha arribado a esta fecha con las relaciones en un excelente estado, con un intenso diálogo político al más alto nivel, una marcada coincidencia en asuntos de la agenda internacional y bilateral y crecientes relaciones económico-comerciales y científico-técnicas.

La base de estas relaciones está en los vínculos históricos de Cuba con la extinta Unión Soviética, los lazos de colaboración, amistad, respeto y simpatía mutua.

Los proyectos de cooperación económica abarcan varias esferas importantes para el desarrollo económico de la Isla como la energética, el transporte, la industria, la metalurgia, la agricultura, el turismo, la esfera biofarmacéutica, entre otras, con lo cual podemos afirmar que Rusia es un activo participante en el Plan de Desarrollo Económico y Social de Cuba hasta el 2030.

Especial importancia adquiere la formación de recursos humanos mediante el Programa de las Cien Becas de Rossatrudnichestvo, agencia de cooperación perteneciente al Ministerio de Asuntos Exteriores ruso, la cual brinda la posibilidad al gobierno cubano de enviar anualmente cerca de 100 estudiantes de pregrado y posgrado de distintas especialidades.

La afluencia de turistas rusos a Cuba ha sido creciente hasta la pandemia de la COVID-19, fundamentalmente por las riquezas naturales de la Isla, las características de su pueblo y la hospitalidad con que son recibidos los visitantes extranjeros. El incremento sostenido de este indicador es un reflejo directo del nivel que han alcanzado las relaciones bilaterales.

Las perspectivas de desarrollo de los vínculos bilaterales son alentadoras, pues existe una voluntad política firme por ambas partes de continuar cooperando en todas las áreas de interés mutuo. No obstante, subrayamos que bajo las actuales condiciones de contracción económica internacional provocada por las afectaciones del COVID-19, podría producirse una ralentización en muchos de los proyectos de cooperación existentes o futuros entre ambos países por el impacto directo de la pandemia en las economías de Rusia y Cuba.

La solidez de los vínculos radica en la simpatía mutua entre ambos pueblos, el respeto por la historia de los dos países, el simbolismo de ambas revoluciones, por los tiempos vividos antes de la década de los años noventa y por el compromiso de las actuales generaciones en mantener los lazos de amistad y reconstruir un camino de prosperidad mutua, con respeto y bajo las condiciones sociopolíticas y económicas existentes en cada país.

BIBLIOGRAFÍA

Castro, F. (2008). Carne de cañón para el mercado. Reflexiones del compañero Fidel. Disponible en: http://www.cubadebate.cu/reflexiones-fidel/2008/08/11/carne-canon-mercado/#.XpMnIhUzaM9

Faliajov, R. (2014). Cuba concede el desmantelamiento. Rusia condona la deuda a Cuba por 30 000 millones de USD. Disponible en: https://www.gazeta.ru/business/2014/07/04/6098109.shtml

Ramos, G. L. (2019). ¿Por qué las relaciones con Rusia están en el mejor momento de los últimos 20 años? Disponible en: http://www.granma.cu/mundo/2019-12-03/por-que-las-relaciones-con-rusia-estan-en-el-mejor-momento-de-los-ultimos-20-anos-03-12-2019-00-12-53

Rubio Plo, A. (2017). La diplomacia de choque rusa: de Kozyrev a Lavrov. Real Instituto Elcano. Blog de análisis y reflexiones sobre política internacional. Disponible en: https://blog.realinstitutoelcano.org/la-diplomacia-de-choque-rusa-de-kozyrev-a-lavrov/

Ria Novosti (2019). Relaciones interestatales entre Rusia y Cuba. Agencia rusa en el marco de la visita del Jefe de Estado cubano a Moscú en octubre de 2019. Disponible en: https://ria.ru/20191029/1560294341.html

Vesti (2019). Medvedev: Las relaciones entre Cuba y Rusia son amistosas, pero pragmáticas. Disponible en: https://www.vesti.ru/doc.html?id=3196419

Ministerio de Finanzas de Rusia (2019). El intercambio comercial entre Rusia y Cuba no responde todavía al potencial de ambos países. Disponible en:: https://mfd.ru/news/view/?id=2320585

Sputnik (2015). Rusia construirá cuatro bloques energéticos en Cuba. Disponible en: https://mundo.sputniknews.com/mundo/201510221052792811-rusia-cuba-bloque-energetico/

Ria Novosti (2015). Inter Rao planea construir cuatro bloques electro-energéticos en Cuba por 9 años. Disponible en: https://ria.ru/20151022/1306445563.html

INTER RAO EXPORT (2019). Inter Rao Export y Energoimport firmaron un acuerdo sobre la realización del proyecto de reparación capital de 10 bloques de 100 MW en Cuba. Nota informativa de la compañía rusa. Disponible en: http://irao-export.ru/press/news/inter_rao_eksport_i_energoimport_podpisali_soglashenie_o_realizatsii_proekta_kapitalnogo_remonta_10_.html

Sputnik (2015). Cuba recibirá un préstamo ruso de 1 200 millones de euros para energía. Disponible en: https://mundo.sputniknews.com/economia/201510201052685203-cuba-prestamo-energia/

Sputnik (2019). Viceministro cubano celebra acuerdos con Rusia en el sector energético. Disponible en: https://mundo.sputniknews.com/economia/201909201088744023-viceministro-cubano-celebra-acuerdos-con-rusia-en-el-sector-energetico/

Cubaminrex (2019). Firman Cuba y Rusia Convenio Intergubernamental en la esfera ferroviaria. Nota de prensa de la Cancillería Cubana publicada en el sitio de la Embajada de Cuba en la Federación de Rusia. Disponible en: http://misiones.minrex.gob.cu/es/articulo/firman-cuba-y-rusia-convenio-intergubernamental-en-la-esfera-ferroviaria

Cubaminrex (2019a). Sostienen conversaciones oficiales cancilleres de Cuba y Rusia. Nota de prensa publicada por la Embajada de Cuba en la Federación de Rusia en su sitio de Facebook y su sitio web. Disponible en: https://www.facebook.com/EmbaCubaRusia/posts/2048445351951283

Ria Novosti (2019). Embajador de Cuba: Moscú y la Habana no han discutido la reinstauración de la Base de Lourdes. Entrevista concedida por el Embajador de Cuba en Rusia, Gerardo Peñalver Portal a la agencia rusa de prensa Ria Novosti. Disponible en: https://ria.ru/20190625/1555866435.html

MID (2019). Entrevista al Embajador de Rusia en Cuba Andréi Guskov, publicada el 27 de noviembre en Rossiskaya Gazeta. Disponible en: https://www.mid.ru/ru/maps/cu/-/asset_publisher/ZCoR8WfDPJng/content/id/3928243

Barbosa León, N. (2020). Crece un 30 % la llegada de turistas rusos a Cuba en 2019. Disponible en: http://www.granma.cu/cuba/2020-01-15/crece-en-un-30-la-llegada-de-turistas-rusos-a-cuba-en-2019-15-01-2020-23-01-04

Sputnik (2020). Cuba inaugura Facultad Preparatoria de idioma ruso para futuros becarios cubanos. Disponible en: https://mundo.sputniknews.com/america-latina/202002 111090431797-cuba-inaugura-facultad-preparatoria-de-idioma-ruso-para-futuros-becarios-cubanos/

RBK (2014). Rosneft envía 1800 trabajadores a descansar en Cuba. Disponible en: https://www.rbc.ru/business/09/12/2014/54870b1dcbb20f589385ba36

Robaina, L. (2016). Factores influyentes en la política exterior de Rusia hacia Cuba de 2001 a 2015. Tesis de Licenciatura en Relaciones Internacionales del Instituto Superior de Relaciones Internacionales Raúl Roa García. Material inédito, La Habana.

GKS (2020). Publicación estadística sobre Comercio Exterior de Rusia con los países del extranjero lejano. Comité Estatal de Estadísticas de la Federación de Rusia. Disponible en: https://www.gks.ru/folder/11193

Pérez, S. (2019). Programa Mundo 20/20. Capítulo dedicado a las relaciones entre Cuba y Rusia con el Dr. C. Nelson Roque Suástegui como invitado. Disponible en: https://www.facebook.com/472864450175547/videos/2516772205085531/

ACN (2019). Díaz-Canel considera ejemplares las relaciones con Rusia. Artículo publicado por la agencia cubana en el marco de la visita del mandatario de la Isla a Moscú en noviembre de 2019. Disponible en: http://www.acn.cu/cuba/38685-diaz-canel-considera-ejemplar-las-relaciones-con-rusia-fotos


1 Andréi V. Kozyrev, ex Ministro de Asuntos Exteriores ruso (1991-1996), confesó estar interesado en una alianza estratégica con Occidente basada en una serie de premisas compartidas, en primer lugar, la conveniencia de reforzar las instituciones multilaterales y de apoyar los valores humanos universales por encima de los intereses nacionales más estrechos. La visión del mundo de Kozyrev se basaba en el reconocimiento de la “centralidad” de Estados Unidos como la auténtica potencia global y en consecuencia actuaba y la política exterior rusa se caracterizó por ser sumisa a los intereses de Occidente.

2 Evgueny M. Primakov, ex Ministro de Asuntos Exteriores ruso (1996-1998), entre otros altos cargos que ostentó tenía una nueva visión en política exterior. Bajo Primakov Moscú debía acercarse más al concepto de un “equilibrio de poderes”, que daba por supuesta la capacidad de la Federación de Rusia para consolidar el área postsoviética y plantar cara a la hegemonía global de Estados Unidos. La ampliación constante de la Organización del Atlántico Norte (OTAN) hacia los países del Este es un indicio de la crisis existente entre Rusia y Occidente. Este elemento obliga a Rusia a recuperarse rápidamente para volver a convertirse en un centro de poder de contrapeso a Occidente.

3 Las tres centrales hidroeléctricas Ernesto Guevara (Este Habana), Máximo Gómez y Antonio Maceo son enteramente de tecnología soviética.

4 El contrato suscrito entre la empresa cubana Acinox Las Tunas y la rusa RTH Yumz está valorado en unos 26 millones de euros y posibilitará la entrega anual de 177 000 toneladas de barras corrugadas para la construcción.

5 Modalidad de turismo organizado, generalmente por corporaciones o empresas para grandes grupos de trabajadores como estímulo por el buen desempeño.

6 Este acuerdo, entre otras cosas, establece la validez jurídica en territorio ruso de los estudios universitarios cursados en Cuba y viceversa. Además, sustituye al acuerdo anterior firmado entre Cuba y la Unión Soviética.

7 Rossatrudnichestvo es la Agencia Federal para los Asuntos de la Comunidad de Estados Independientes, compatriotas que viven en el extranjero y para la Cooperación Internacional Humanitaria, creada en 2008 mediante el Decreto Presidencial No. 1315 del 6 de septiembre, la cual pertenece al Ministerio de Asuntos Exteriores ruso y que tiene cooperación con Cuba en el Programa de las Cien Becas.

8 El programa ha permitido que más de 600 cubanos estudien en Rusia en carreras de pregrado, maestrías y doctorados, así como cursos de elevación de calificación. Hoy cerca de 300 estudiantes cubanos cursan estudios en 23 instituciones de Educación Superior en la Federación de Rusia.

9 La pandemia de la COVID-19 ha desacelerado la economía mundial. La dinámica de intercambio se ha paralizado y las relaciones económicas internacionales están sufriendo sus consecuencias. El período histórico escogido para la redacción de este trabajo es hasta 2019, no obstante, el autor consideró imprescindible mencionar la existencia de la enfermedad que ha cambiado al mundo en el 2020 y que, sin lugar a dudas, ha impactado en los proyectos de cooperación conjunta entre Cuba y Rusia.

10 En su intervención en el Debate General del Segmento de Alto Nivel, Rusia ha condenado el bloqueo contra Cuba en los años 2010, 2011, 2012, 2014, 2017, 2018 y 2019.